miércoles, 7 de marzo de 2012

¿Es una locura relajar el objetivo de déficit?




El hecho es que la vía de ajuste lento del déficit y empobrecimiento teledirigido no soluciona los excesos de deuda privada por lo que el giro en la inercia parece positivo aunque la escasa voluntad reformista del pesado aparato político en cajas, ccaa y ayuntamientos tendrá más fácil manenerse mientras el resto de la economía en el mejor de los casos languidece. Veremos.
Se ha producido un error en este gadget.